¿Cómo será la vuelta del turismo tras el confinamiento?


España ha pasado de mostrar serias preocupaciones por el turismo masivo que colapsaba nuestras playas y ciudades, a anhelarlo. De recibir 83,7 millones de turistas al año, a prácticamente cero. De ingresar 92.337 millones de euros, a dar por perdido el negocio de todo el año.

El coronavirus se ha llevado por delante -de forma temporal- uno de los sectores con más peso en la economía del país, pues supone el 12% de nuestra riqueza nacional y el 13% del empleo, y puede que también nuestra forma de entenderlo hasta ahora.

“El coronavirus puede que cambie las condiciones en que se producirán los viajes en el futuro más inmediato, pero no a medio o largo plazo ya que la excepcionalidad de las medidas implica, por su propia definición, que más pronto o más tarde se relajarán y se retomará la normalidad que se haya perdido”, explica a RTVE el doctor en Sociología y profesor de la Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA), Mariano Urraco.

Las posibilidades económicas de viajar o la manera en que se producirán los viajes por las propias limitaciones de los Estados, en lo relativo al número de personas que pueden ir juntas, a las distancias que han de mantenerse o a determinados hábitos de alojamiento, pueden provocar una caída de la demanda ya que muchas personas no podrán o no querrán viajar en estas condiciones.

Sin embargo, será algo temporal pues “el anhelo de seguir viajando y haciendo turismo no va a desaparecer como consecuencia de una pandemia, que pasará y, con el tiempo, será olvidada”, nos cuenta.Para todos los públicosMontero anuncia planes de actuación para el sector turístico para su revitalización tras la crisis de coronavirusMontero anuncia planes de actuación para el sector turístico para su «revitalización» tras la crisis de coronavirus

Apuesta por el turismo local

De momento, y de acuerdo a las previsiones del sector, la actividad comenzará a resurgir previsiblemente a mediados de junio, gracias a la demanda nacional. Hasta que los extranjeros llenen de nuevo los hoteles, el turismo local será clave durante los primeros meses posteriores al confinamiento.

Según un estudio de la consultora DNA Turismo y Ocio, las actividades y experiencias que más rápido se recuperarán son las de turismo rural y naturaleza, al prestar sus servicios en un espacio abierto y natural acorde con los nuevos comportamientos y actitud de la demanda turística donde primará la sensación de soledad, seguridad, contacto con la naturaleza y la no masificación.

En segundo lugar, el turismo de sol y playa, y el turismo relacionado con el bienestar y la salud, siempre que se tomen medidas tendentes a garantizar la sensación de salubridad. Por último, le seguirán las escapadas urbanas y el turismo cultural, para los que se prevé una recuperación más lenta, y el turismo de reuniones y los viajes corporativos.

“A nivel turístico, es posible que se produzca un cierto sentimiento de patriotismo, de ayudar a la economía nacional haciendo turismo en el interior del propio país. Pero eso, igualmente, será una tendencia de corto recorrido”, señala Urraco. “En el largo plazo, como decimos, la gente ha interiorizado como parte de su forma de vida el viajar y hacer turismo, por lo que es complicado que este rasgo de nuestra sociedad desaparezca sin más”, nos explica. Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso - Exceltur pronostica que el sector turístico será el último en salir de la crisis - Escuchar ahora – Exceltur pronostica que el sector turístico será el último en salir de la crisis

Medidas de seguridad

Además no solo cambiará el destino, de momento, sino también la forma de viajar. El 11-S acostumbró al viajero a los controles de seguridad aeroportuarios y el coronavirus obligará a llevar a cabo acciones de inspección sanitaria, apuntan los expertos.

“Parece evidente que se producirán restricciones y se tomarán medidas, que variarán en función de los distintos regímenes nacionales, lo cual puede constituir un nuevo factor a la hora de explicar que un destino sea más o menos exitoso en el mercado turístico mundial”, recalca el doctor en Sociología.

Entre las principales medidas, es posible que se introduzcan controles de temperatura obligatorios y mascarillas para pasajeros y tripulación o que se dejen asientos intermedios vacíos para minimizar el contacto. Si bien hay un cierto consenso en la primera propuesta, la separación de asientos ha sido calificada por el jefe de Ryanair, Michael O’Leary, como “irremediablemente ineficaz e inasequible”.

“No será tanto miedo a contagiarse como pereza a tener que someterse a un control riguroso“

Esto también podría suponer un cierto rechazo para los pasajeros, tal como detalla el profesor Urraco: “Si para ir a un país fuera necesario, por ejemplo, pasar muchos controles y someterse a tratamientos de descontaminación diarios, la gente dejaría de querer viajar allí, porque entendería que eso «no es turismo», del modo en que lo hemos entendido siempre”, explica.

“No será tanto «miedo a contagiarse» como «pereza» a tener que someterse a un control excesivamente riguroso lo que pueda amenazar el futuro del turismo como actividad humana”, concluye.Para todos los públicos¿Cómo será el turismo tras el confinamiento?¿Cómo será el turismo tras el confinamiento?

Preparados para la reapertura

Ya que la conocida desescalada podría comenzar en el mes de mayo pero tardará en extenderse a todos los ámbitos, según evolucione la pandemia, el sector intenta adaptarse a esta nueva realidad para adelantar al máximo la reapertura.

«Hemos hecho un prototipo de metraquilato con una base que es muy simple”, nos cuenta Daniel Bañón, propietario del restaurante Triana y Aranda de Madrid, donde han invertido en unas máquinas de ozono con el objetivo de purificar el aire en la entrada y en todas las instancias del lugar.

En lo que se refiere al ocio nocturno, también hay ya alternativas. Un buen espejo al que atender es China, donde muchas discotecas llevan semanas abiertas. «El servicio de admisión tendrá que controlar la temperatura, mientras el público deberá utilizar mascarillas en aquellas zonas donde no se garantice la distancia interpersonal», asegura el portavoz de España de Noche, Vicente Pizcueta.

Por su parte, en las playas, además de las mamparas de las que ya se ha hablado en numerosas ocasiones, desde el Instituto de Investigación de Inteligencia Turística UMA estudian técnicas revolucionarias: «Con un dron, unido a las herramientas de capacidad de carga, podremos controlar el aforo, el distanciamiento y donde se pueden formar aglomeraciones», nos cuenta su directo, Enrique Navarro.14 horas - "Las consecuencias para el turismo este año van a ser totalmente devastadoras" - Escuchar ahora CEAV: «Las consecuencias para el turismo este año van a ser totalmente devastadoras»

Campañas de promoción

Mientras tanto, para estimular la demanda, la Organización Mundial de Turismo (OMT) ha iniciado la campaña ‘Quédate en casa hoy y viaja mañana’ en la que el organismo hace un llamamiento a la responsabilidad compartida de viajeros y del sector del turismo a hacer frente primero a la pandemia del COVID-19 para poder recuperar los viajes cuanto antes.

A nivel nacional, el Instituto de Turismo de España (Turespaña) ha lanzado en redes sociales la campaña ‘España te espera’ con el objetivo de reforzar el turismo nacional y dar confianza al visitante internacional. «Tenemos que dar certidumbre y confianza al visitante internacional y estimular el turismo nacional para que este año consuma España», declaró la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, la pasada semana.

Por su parte, la Asociación de los Pueblos más Bonitos de España ha elaborado un vídeo promocional que invita a mantener la esperanza: «Pronto volveremos a vivir nuestros pueblos, a ver correr a nuestros hijos por sus calles, en definitiva, que pronto volveremos a ser nosotros, un maravilloso país», señala.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.