Supermercados desabastecidos o cerrados y calles vacías en Puigcerdà.

La imagen puede contener: personas caminando y exterior

La mañana de domingo es, como minino sobrecogedora en el segundo día del Estado de Alarma decretado por el gobierno español, al cual hay que sumarle las medidas de última hora, de semiconfinamiento, el silencio en las calles de la capital ceretana contrasta con el espléndido día primaveral que tenemos.

El movimiento de vehículos es prácticamente nulo, aunque se ven más coches franceses que españoles circulando.

A pesar que Protecció Civil garantizaba ayer en un comunicado que no habría desabastecimiento Puigcerdá tiene hoy al menos uno de sus supermercados cerrados por falta de mercadería, concretamente el Bon Área, mientras que en el resto es notoria la falta de género, falta pescado, pollo y muchos artículos de primera necesidad.

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

La coincidencia del fin de semana y la irresponsable afluencia de gente de segunda residencia, que se volcaron a los supermercados en compras compulsivas y exageradas han contribuido al desabastecimiento puntual y parcial de los supermercados, La Sirena también cerró sus puertas ante la falta de género.

Ahora mismo el supermercado más provisto aunque con algunos artículos faltantes puntuales es Carrefour.

El personal de los supermercados ubicados en el casco antiguo o cercanos al mismo informan a los consumidores que la escases o ausencia de género quedará solucionada mañana en el correr del día, ya que las firmas Consum, Bonpreu, Caprabo y Bon Area son abastecidas de lunes a sábado, por tanto mañana la reposición se hará en dos tandas, la primera antes de la hora de apertura y la segunda en el correr de la tarde.

La imagen puede contener: comida

La gente está respondiendo positivamente al Estado de Alarma y asume el semiconfinamiento con responsabilidad, al tiempo que en las redes sociales llaman a no salir de casa a no ser que sea estrictamente necesario, tal y cual lo solicitan las autoridades.

Según versiones de operarios del Túnel del Cadí en la noche del viernes, luego de conocerse el cierre de pistas y cese de actividades, un porcentaje de segunda residencia comenzó la marcha de retorno a Barcelona.

El Ayuntamiento de Puigcerdá mantiene a los vecinos informados con comunicados diarios y el alcalde ha comentado en relación a la gente de segunda residencia que esta situación es seria, no son vacaciones, sino que atravesamos un momento muy serio, de cara a la salud de todos los ciudadanos. Los parques infantiles han sido precintados para evitar su uso, mientras que siguiendo las directrices del estado, se han adoptado todas las medidas para evitar al máximo los contagios.

Lo que aún no deja claro el Ayuntamiento es si el personal de la brigada deberá trabajar normalmente el próximo lunes y los días siguientes que dure el Estado de Alarma o si en este caso tendrán servicio de guardia.

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

Juan Amaro para LA VEU

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.