Aglomeraciones en el metro de Barcelona el primer día laborable con estado de alarma

TMB asegura que están dando «toda la oferta posible», por encima de la demanda registrada en los últimos días Territori no descarta tomar medidas si la ocupación supera la recomendada para hacer frente al coronavirus

Aglomeraciones en la L5 del metro de Barcelona, a la altura de la parada de Badal, poco antes de las 7.30 de la mañana.

Aglomeraciones en la L5 del metro de Barcelona, a la altura de la parada de Badal, poco antes de las 7.30 de la mañana.

Durante el primer día laborable con Estado de Alarma se han producido aglomeraciones en algunas líneas de metro de Barcelona como la roja (L1) y la amarilla (L4), especialmente en la hora punta de primera hora de la mañana. Así, se hacía imposible en algunos trenes mantener la distancia mínima de un metro entre las personas ocupantes recomendada por las autoridades sanitarias para evitar el contagio de Covid-19. El operador de estas líneas, Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), ha recordado a través de su cuenta de Twitter que «se desaconseja viajar excepto por razones inajornables». 

Servicio de Microbiología del Hospital Clínic, donde se realizan pruebas del coronavirus.

Más información

Fuentes de TMB aseguran a este diario que “se está dando toda la oferta posible con los recursos disponibles, muy por encima de la demanda que se está registrado en los últimos días”. Con todo, siguen las instrucciones de la Autoritat del Transport Metropolità (ATM), que ha puesto un marcha un plan para adaptar el funcionamiento del sistema de transporte público (metro, cercanías, buses, tranvía…) a las medidas recomendadas para gestionar la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus.

La ATM esperaba que la demanda de transporte público se redujera como consecuencia del cierre de centros educativos y de medidas laborales como la mayor presencia del teletrabajo. “Si pasado un tiempo prudencial no se consigue la reducción de ocupación recomendada, el departamento de Territori i Sostenibilitat o las autoridades del transporte metropolitano deberán tomar medidas adicionales para consegurila”, detallan fuentes de la ATM, que enumeran algunas medidas como la regulación de los accesos o la supresión de títulos de transporte público, entre otras.

La dirección general de Transports i Mobilitat centralizará los datos de demanda de transporte público, que se darán a conocer el viernes 20 de marzo. No quieren facilitar datos diarios o parciales.

En caso de bajas

La falta de personal en los diferentes operadores de transporte público, principalmente por bajas medidas, no podrá afectar en ningún caso a la prestación del servicio. Territori i Sostenibilitat obliga a los prestadores de servicio como TMB que elaboren “planes de contingencia” que prevean soluciones.

Para proteger a estos trabajadores del transporte público y evitar que puedan ser contagiados, la resolución contemla medidas como la supresión de la venta de billetes en los autobuses cuando existan otras alternativas y el cierre de oficinas de información y atención presencial que no dispongan de sistemas físicos de separación entre el personal y los usuarios. Asismismo, todos los operadores de transporte público deberán incrementar sus protocolos de higiene y limpieza para evitar los contagios.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.